Yo me quedo en casa

Foto: Deperu.com

DEFENDAMOS NUESTRAS LOMAS DE LIMA ¡AHORA¡

Para muchos la importancia de conservar nuestras Lomas de Lima y de todo el País, tal vez no sea tan claro, muchas veces por desinformación, por lo tanto, para colaborar con su defensa y demanda por el respeto a su integridad y complejidad comparto en este artículo información que espero ayude a una mayor comprensión de su situación. 

Sandro Chávez

Publicado: 2020-02-14


Las lomas son formaciones vegetales muy especiales y únicas de la costa del Perú y del norte de Chile. Se forma cuando las nubes que vienen de la costa, en invierno y en primavera (por influencia de la Corriente Peruana) llegan a las primeras estribaciones andinas (formaciones geológicas menores, de apariencia desértica, derivadas de un sistema de montaña que en algunos casos llega al mar y forma grandes abismos) y, por acción de la temperatura y otros factores, se condensan y se precipitan lentamente bajo la forma de pequeñas gotitas llamadas "garúa". 

La humedad presente hace propicio la aparición de una vegetación efímera, pero periódica, que se pone verde a mediados del invierno y se seca a principios del verano. Las especies de flora y fauna silvestre específicas de este ecosistema, están adaptadas a estas condiciones ambientales.

La Loma pueden comenzar casi al nivel del mar y llegar hasta los 1 000 msnm, con variaciones dependiendo de la localidad.

La flora y la fauna de las lomas costeras tiene un alto grado de endemismo (especie de planta o animal en un área de distribución única y limitada). El 43% de la flora de las lomas está conformado por especies endémicas, y similar es el caso de la fauna.

En el Perú existen aproximadamente 67 Lomas, y hace poco el 6 de diciembre del 2019, se creó por decreto supremo 011-2019-Minam, el Área de Conservación Regional (ACR) Sistema de Lomas de Lima, con una superficie de 13 475.74 hectáreas y que representan la unión de las Lomas de Ancón, Carabayllo 1 y 2, Lomas de Amancaes y Lomas de Villa María, ubicadas en los distritos de Ancón, Carabayllo, Independencia, Rímac, La Molina, San Juan de Lurigancho y Villa María del Triunfo respectivamente.

El objetivo es conservar estos ecosistemas, su diversidad biológica y patrimonio cultural asociado, a fin de garantizar la provisión de servicios ecosistémicos en beneficio de las poblaciones locales y, además, de contribuir a la mitigación del cambio climático.

Si bien es cierto esta área no limita la posibilidad que se realicen obras de infraestructura y servicios públicos, pero estas deberán ser compatibles con el Plan maestro y la autorización oficial de las autoridades a cargo.

Una de las Lomas parte de este ACR, es las Lomas de Villa María del Triunfo, la cual, últimamente ha sido invadida ilegalmente por traficantes de terrenos a vista y paciencia de las autoridades municipales y policiales, sin que nadie haga nada efectivo, salvo algunas declaraciones y exhortaciones que solo siguen permitiendo que la invasión continúe, pues es claro que los invasores quieren llegar al hecho consumado, es decir ser reconocidos como posesionarios en el lugar y así impedir su desalojo.

Las Lomas de Villa María del Triunfo, abarcan 627 ha, entre los distritos de Villa María del Triunfo y La Molina, han sido declaradas por el SERFOR entre 10 Lomas en el país como ecosistemas frágiles, es decir que no tienen la capacidad de regresar a su estado natural y cuentan con especies amenazadas.

La Lomas como la de VMT, es importante porque nos brindan servicios ecosistémicos, como la polinización, captación de agua atmosférica, aire limpio, formación de suelos, provisión de recursos genéticos, provisión de alimentos, ecoturismo, educacionales, espirituales y religiosos.

Según SERFOR, cuenta con 114 especies de flora y 20 especies de aves, entre las que 4 especies de flora silvestre están caracterizadas bajo amenaza como el cactus de flor roja; en peligro como el mito y el rabo de zorro de lima; en peligro crítico el huanarpo y la tara.

En una ciudad como Lima, con cerca de 9.5 millones de habitantes, desértica y con gran déficit de áreas verdes, a lo que se agrega la contaminación de las actividades urbanas e industriales, las lomas se constituyen en territorios estratégicos para conservar la biodiversidad que habita en ellas, aportando de manera natural por supuesto a la mitigación y adaptación al cambio climático.

No hay justificación alguna, para no tomar acciones inmediatas ante la invasión de estas lomas, pues la presencia de traficantes de terrenos en la zona ya ha impactado en parte de este ecosistema frágil y las autoridades en especial el Alcalde Lima no debe esperar más para desalojar a estos invasores.

Defender nuestras Lomas es defender nuestro patrimonio natural que hoy nos brinda servicios ecosistémicos a nosotros y mañana si las defendemos, a los futuros habitantes de Lima, conservémoslas para garantizar que así sea.


Escrito por

Sandro Chávez

Biólogo, Ecologista En Movimiento, Past Decano Nacional del Colegio de Biólogos del Perú, Ex Jefe del SERNANP


Publicado en

Verdeades

Por un Perú Sostenible, conservando la vida de todos los seres vivos